Nas raspberry pi 4

Cargar Mas

Porque resulta habitual optar por un modelo que luego se queda corto o ofrece más de lo que realmente necesitas, por lo que no compensa su inversión. SSH (Secure Shell) está normalmente activado, pero solo está disponible sin necesidad de software adicional para usuarios Linux (a través del terminal). Puedes utilizar discos duros con interfaz SATA, un SSD, discos duros externos con conexión USB o incluso pen drives USB, así como el propio almacenamiento interno de la Raspberry.

Lo mejor de nas raspberry pi 4

Simplemente escribe la IP en el apartado Host Name, utiliza el puerto 22 y selecciona SSH como tipo de conexión. Otro detalle importante es que, en los NAS, tenemos un ventilador para evacuar el aire caliente que generen los discos de su interior, con una Raspberry Pi los discos van conectados vía USB, y de nosotros dependerá si tienen o no refrigeración. Pero de lo que nosotros hablamos es de tener nuestra propia nube privada, creada y gestionada por nosotros y solamente con la inversión inicial del equipo. Siempre se conecta a la red doméstica, a través de un puerto Ethernet o fibra que puede ser de hasta 10 Gbps y nuestro router o switch. La versión 4B de Raspberry ha subido mucho de nivel, integrante hasta 3 GB de memoria DDR4 doble conector de vídeo y puertos USB de mayor velocidad. Barato, pequeño y perfecto para cualquier uso que quieras darle y que implique un ordenador del tamaño de tu mano.

La mejor oferta en nas raspberry pi 4

En la Fundación Raspberry lo saben bien, y apenas han modificado el diseño de sus pequeñas placas desde que se lanzó la primera iteración de este prodigioso dispositivo. En este modelo solo es posible llegar a tasas de 300 Mbps, pero aquí disfrutamos de ese pico teórico de 1. Tenemos la versión básica de 1 GB que mantiene el legendario precio de las Raspberry Pi (35 dólares, algo más en la práctica), y luego otras dos versiones con 2 GB y 4 GB de memoria que en todos los casos es LPDDR4-3200 MHz, otra mejora notable con respecto a los módulos LPDDR2 utilizados en las anteriores iteraciones de estos dispositivos. Eso se nota en la práctica: la carga de páginas y la velocidad de renderizado es efectivamente mucho mejor, y se acerca a la experiencia que ofrecen los equipos de sobremesa modestos. Aquí evaluamos tres tipos de escenarios: en primer lugar, la codificación con FFMpeg (en la prueba de PTS, de H. Hay poco que se le resista en una sesión convencional a este miniPC, y solo hemos detectado cómo en YouTube a pantalla completa, por ejemplo, había algunos tirones en la reproducción que desaparecían al volver a la ventana de navegación. Ha pasado ya cerca de una década desde que seguimos el proyecto y una vez tras otra lo que es posible conseguir con un ordenador de 35 dólares -aunque en realidad la inversión acabe siendo algo mayor- es increíble. La competencia está ahí, desde luego, pero la comunidad alrededor de las Raspberry Pi es la que precisamente valida aún más este fenómeno.